COMUNICADO DE PRENSA

 

-ANEA pone en valor un sector que viene operando con carácter privado desde hace décadas.Alerta contra la inseguridad en sus puestos de trabajo de la actual plantilla en el caso de gestión pública.

-Ante la confusión y la desinformación interesada que está llegando a nuestros trabajadores, por parte de algunas asociaciones y/o agrupaciones, la Federación Nacional de Empresarios de Ambulancias (ANEA) quiere trasladar una aclaración y una reflexión a la opinión pública.

El Transporte Sanitario es un servicio público que siempre ha sido gestionado mediante el formato de gestión privada concertada con las diferentes administraciones. Este sector lleva operando con este formato desde hace décadas, y tiene una valoración general entre sus millones de usuarios muy positiva y con unos altos índices de calidad.

Últimamente algunas entidades solicitan que el servicio se revierta y se gestione de forma directa por la Administración. Ante esta circunstancia, ANEA quiere aclarar los siguientes conceptos:

1° No es posible revertir algo que nunca anteriormente ha sido. En todo caso, se incorporaría a gestión pública directa, un servicio que siempre fue concertado en gestión privada.

2° Nuestros trabajadores siempre han sido valorados por las empresas, usuarios y resto de profesionales de la sanidad, como uno de nuestros mejores activOs. Fruto de ello, tenemos un alto índice de antigüedad, que es el mejor ejemplo de nuestra satisfacción con el trabajo realizado.

3º Nuestros trabajadores tienen en su mayoría contrato de trabajo fijo y poseen la certeza de que cuando cambia la empresa concesionaria, seguirán subrogados a la siguiente, gracias a los acuerdos alcanzadas en les convenios colectivos estatal y autonómicos. Existe estabilidad y seguridad absolutas en sus puestos de trabajo.

4° Cuando un servicio se hace público y los trabajadores del sector pasen a una sociedad de capital público, administración, fundación, etc., siempre de titularidad pública, no Cenen garantizada, -como ahora sí-, la continuidad en sus puestos de trabajo.

Como tantos otros trabajadores de otros servicios reconvertidos en públicos, se verán en el limbo de los indefinidos no fijos, y deberán someterse a un proceso de selección para ganarse un puesto que ya venían desempeñando, -eso sí, siempre que tengan el nuevo título de Grado Medio de Formación-, debiendo competir desde cero en un proceso de oposición al que se pueden presentar miles de candidatos con los mismos requisitos.

Desde la patronal siempre hemos trabajado intensamente con sindicales e instituyeres para profesionalizar el sector, establecer una norma que era bastante deficiente), conseguir que  fuera un grado medio de Formación Profesional y convalidar a los trabajadores existentes para que nadie quedase excluido con la nueva normativa.

Creemos que entre todos se ha realizado una gran labor. Sin duda, no hemos llegado a todos los objetivos, pero para ello seguimos trabajando.

El continuo aumento de las necesidades de servicio, hace necesario incrementar los presupuestos para garantizar su viabilidad, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores, ampliar las plantillas e invertir en vehículos y equipamientos. En ello estamos.

Esperamos contar con la complicidad de todo el mundo para conseguirlo. Aquí no sobra nadie. Todos somos necesarios para seguir trabajando por el Sector, excepto aquellas personas y colectivos que generan falsas expectativas sobre la consecución de empleos fijos en la Administración, sin explicar la complejidad, requisitos, condiciones de competición, y dificultades para la continuidad de los puestos más antiguos, que generan dichas propuestas de reconversión. Es muy importante que no nos distraigan, todos tenemos que seguir trabajando y mejorando el Sector y, aunque en el día a día muchas veces no estemos de acuerdo, siempre hemos sido capaces desde el diálogo de conseguirlo.