Snaid, el dispositivo que aumenta las posibilidades de supervivencia